martes, 9 de noviembre de 2010

Argumentación Jurídica. Antecedentes: La Retórica Romana

Antes de que se diera la decadencia de la retórica griega, ésta ya estaba bien establecida en Roma, donde era considerada como indispensable para la vida política y educativa de los gobernantes. Sin embargo, antes de la llegada de la retórica a Roma, existía ya una actividad discursiva de carácter práctico, denominada oratoria.
La Retórica Griega fue penetrando lentamente en Roma durante el Siglo I de nuestra era, hasta llegar a ser adoptada totalmente hacia el Siglo II. La Retórica Griega no fue bien recibida en un principio en Roma. Una de las causas de la expansión de la Retórica en Roma, fueron sin duda las traducciones al latín de las obras de retórica griega hechas por Cicerón y Quintiliano. Los primeros tratados sobre retórica romana son a Herenio y De la invención, de Cicerón.
Gracias a la Lex Calpurnia del año 149, la actividad en los tribunales se incrementó ya que esta ley determinó la creación de un tribunal encargado de resolver las quejas contra los gobernadores de las provincias. Esto representaba una excelente oportunidad para que los abogados-retores ejercieran la actividad de la retorica.
Durante la República, en Roma se perfeccionaron las cualidades del arte retórico, los cuales nunca negaron su ascendencia griega. Los autores y obras más representativas son:
Retórica a Herenio, de la invención, partición oratoria, Acerca del orador, Bruto, Del género supremo de los oradores y Tópica, todas ellas obras escritas por Cicerón a lo largo de su vida.
El discurso era dividido en varias partes orationis,  las cuales son:
  • Exordium. Introducción o planteamiento inicial
  • Narratio. Presentación de los hechos
  • Divisio o Partitio. Lo que el orador se propone probar
  • Confirmatio. Desarrollo de los argumentos
  • Confutatio. La refutación de los argumentos de la contraparte
  • Conclusio. Presentación de las pruebas para convencer al auditorio
La etapa que imperial que siguió a la República romana tuvo un resultado negativo para la retórica, ya que ésta fue muy limitada y los abogados tuvieron que conformarse con defender causas civiles en las que se impusieron restricciones en cuanto a la duración de los discursos y al número de participantes.
La decadencia de la Retórica romana se atribuyó a tres factores:
  1. El lujo de la época. Que junto al despotismo afectó la moral
  2. La falta de incentivos. La República tornó a la sociedad en una sociedad callada, ordenada y pasiva
  3. La ley natural de que a todo florecimiento sigue una decadencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores